Facebook-icon-21 Flickr-icon-21 Twitter-icon-21 Tripadvisor-icon-21 Pinterest-icon-21 Instagram-icon-21 Youtube-icon-21
Español | Français | English | Deutsch | 日本語

Tucson y el sur de Arizona

Situada a 100 millas al sureste del Valle del Sol, la segunda ciudad más grande de Arizona se extiende más de 200 millas en una elevación de 2,389 pies y está envuelta como capullo por cinco cadenas montañosas. Las escarpadas Montañas Santa Catalina dominan al norte. Las Montañas Tortolita se hallan al noroeste. Al este están las Montañas Rincón, al sur las Santa Rita y, al oeste, las Montañas Tucson. El resultado es un llamativo telón de fondo que atrapa la mirada en todas direcciones. Las herencias indígenas, mexicanas, españolas y occidentales exudan a través de cada poro de Tucson, evocando un sentido distinto de historia y tradición. Por supuesto, se filtra mucha energía progresista gracias a la vibrante presencia de la Universidad de Arizona. Añada 320 días de sol, una fabulosa colección de hoteles, ranchos de huéspedes, spas y campos de golf, además de magníficos restaurantes y atracciones culturales, y se obtiene una receta del suroeste para el éxito.

Saguaro_Sunset.jpgTucson

Para descubrir la identidad de Tucson, es aconsejable destapar su pasado. Se comienza por el Barrio Histórico, unas 13 cuadras de casas y misiones de adobe restauradas que fueron diseñadas al estilo de la arquitectura de los años 1870. Cerca se encuentra El Presidio, un distrito histórico con vestigios que datan de los años 1770, cuando el ejército español construyó la fortaleza original de Tucson. Dentro de los límites de El Presidio se encuentran el Museo de Arte y la cuadra Histórica de Tucson.

A diez minutos del sabor del Viejo Mundo al centro de Tucson está la Universidad de Arizona, donde no es necesario inscribirse para disfrutar del plan de estudios. Hay que dejar recrear la vista en el campus del Centro de Ciencias Flandrau, donde se presenta un planetario, exposiciones y frecuentes espectáculos de láser. El Centro de Fotografía Creativa de la escuela es un paraíso para los entusiastas de la fotografía con aptitudes artísticas. Aquí se pueden encontrar los archivos de Ansel Adams.

El clima templado de Tucson y los excepcionales campos de golf hacen de esta ciudad un destino favorito de los golfistas. Podrá hacer su mejor tiro en un desafiante campo de golf en el desierto, o podrá disfrutar de un diseño en los campos con diseño más tradicional. El Ritz-Carlton Golf Club en Dove Mountain es ahora el hogar de los Campeonatos Mundiales de Golf, Accenture Match Play Championship. Los mejores 64 golfistas del mundo tratarán de grabar sus nombres en el libro de historia de este emocionante torneo que se celebra cada febrero. Tucson realmente brilla también en el departamento de los spas de lujo. Además de muchos hoteles spas aclamados, aquí se encuentran dos de las mejores instalaciones independientes del mundo: Canyon Ranch y Miraval. 

Alrededor de Tucson

Inigualable es el recorrido al Museo del Aire y el Espacio de Pima. Podrá subirse al Simulador Morphis, entrar a bordo del Air Force One del Presidente Kennedy y echar un vistazo al supersónico avión espía SR-71 Blackbird. Unas millas más allá se halla el Museo de Misiles Titán donde se puede recorrer un silo de armamento nuclear sacado del servicio activo y el centro de mando.

Una de las atracciones superiores de la región es el Museo del Desierto de Arizona-Sonora, un fabuloso jardín viviente y un zoológico sin jaulas. Otra visita obligatoria es al área de recreación del Cañón Sabino. A pie o en tranvía, se puede tener acceso a piscinas, cascadas y senderos naturales encajados en densos bosques de cactus. Hay incluso mesas de picnic para aquellos que buscan embelesarse en un paisaje a la hora de comer.

Para un encuentro "frente a frente" con los cactus gigantes Saguaro, hay que dirigirse el este o al oeste, al Parque Nacional Saguaro. El parque consiste en dos distritos, uno a ambos lados de la ciudad, pero los dos poseen una imponente serie de estas maravillas naturales, con sus brazos salpicados de agujas extendidos hacia el cielo. Se ven muy amigables, ¡pero no los toque!

SanXavier_hi.jpgOtra popular atracción familiar son los Antiguos Estudios de Tucson, que no sólo han servido como telón de fondo para innumerables películas y westerns de televisión, sino que también funcionan como parque temático del Viejo Oeste, y finalizan con duelos, trucos y recorridos justo al mediodía.

Surgiendo dramáticamente del suelo del desierto al suroeste de Tucson está San Xavier del Bac, la iglesia católica más antigua de Estados Unidos que todavía sirve a la comunidad para la cual fue construida: los miembros de la tribu Tohono O’odham. Conocida por muchos como “la Paloma Blanca del Desierto” por su exterior español moro blanqueado, San Xavier del Bac contiene estatuas pintadas, tallas y frescos, muchos de los cuales están sometidos a una cuidadosa restauración.

Entre los atractivos más extraños de la región está la Biosfera 2. La estructura del terrario de cristal de 3 acres fue construida como laboratorio viviente hermético para ver la forma en que funcionaba la gente en el espacio y para examinar cómo evolucionaba la vida misma. Cuando dejó de ser una instalación sellada, fue tomada por la Universidad de Arizona en 2007. En 2008 los visitantes podrán acceder a su experimento de bosque tropical brasileño.

El sur de Arizona

Los astrónomos florecerán en el Observatorio Nacional Kitt Peak que corona una cúspide de 6,882 pies a 55 millas al suroeste de Tucson. Una estrella por su propio derecho es el Parque Estatal Cavernas de Kartchner cerca de Benson, una maravilla de fascinaciones subterráneas. Esta rara caverna de piedra caliza húmeda ofrece atisbos de la prehistoria, entre enormes olas de carbonato de calcio, estalactitas tan delgadas como fideos de espagueti y columnas colosales que no se verían fuera del lugar en la antigua Roma.

Una experiencia más colorida puede encontrarse en el Parque Estatal Histórico del Presidio de Tubac, a 45 millas al sur de Tucson. Su museo, despliegue de arqueología subterránea, sendas y variados cobertizos revela su pasado de presidio español. En el Tubac de nuestros días abundan las galerías de arte, estudios en funcionamiento, tiendas de regalos, una escuela culinaria y establecimientos para comer, todos en la proximidad cercana, que convierte la visita en un día encantador de búsqueda y compras en un solo lugar. Cuatro millas más al sur se encuentra el Parque Histórico Nacional Tumacacori, que alberga las ruinas de San José de Tumacacori, la primera iglesia misión de Arizona, que se remonta a 1822.

Bisbee.jpgPara aquellos con el deseo ardiente de cruzar la frontera de México y llevan su pasaporte a la mano, su mejor opción es hacerlo a través de Nogales, una ciudad próspera asentada entre dos países. El visitante deberá estacionar su auto en el lado de EE. UU. y cruzar a pie. Nogales es también el punto de partida de la Carretera Escénica Patagonia-Sonoita, que se desplaza hacia el nordeste hasta llegar al corazón de la sorprendentemente fuerte región productora de vino de Arizona. Viajando un poco más al este, se entra al Fuerte Huachuca y Sierra Vista, ambos ricos en historia militar antigua y actual.

Para una inolvidable rebanada del Viejo Oeste, habrá que deambular hacia Tombstone, la “ciudad demasiado ruda para morir”. Tombstone recrea el infame tiroteo del siglo XIX en su Corral OK con balaceras simuladas y ofrece a los visitantes un viaje al Cementerio Boot Hill, así como al Parque Estatal Histórico de Tombstone.

Nuestra parada final en el sur de Arizona es Bisbee. Una vez hogar del tajo minero más grande de Arizona, el cual produjo casi 100 millones de toneladas de mineral de cobre desde los años 1880 a los años 1970, hoy Bisbee alberga a una congregación de artistas que cuidan los bien conservados edificios de la era Victoriana con evidente orgullo. Para remontarse en el tiempo, una estadía en el Copper Queen Hotel, y luego echarle un buen vistazo al Tajo Lavender y a las Minas Copper Queen. Lo más probable es que, independientemente de lo que se quiera desenterrar en los viajes por el sur de Arizona, todo lo que se vea será interesante.