Facebook-icon-21 Flickr-icon-21 Twitter-icon-21 Tripadvisor-icon-21 Pinterest-icon-21 Instagram-icon-21 Youtube-icon-21
Español | Français | English | Deutsch | 日本語

Norte Central de Arizona

Situada entre el cálido clima del desierto al sur y el frío de las montañas del norte, la parte Norte – Central de Arizona presume de un clima de ensueño. Sin embargo, los múltiples encantos de esta zona son muy reales. Sedona puede parecer el único punto de referencia para encontrar sitios maravillosos en esta zona, pero no se deje engañar, indague un poco más y se garantiza que encontrará justo lo que busca.

Sedona

Sedona.jpgLos encantos de Sedona son casi abrumadores. Para comenzar, las irresistibles formaciones rocosas de color rojo, sobrias y gigantescas, inspiran a los hombres cultivados a dedicarse a la pintura o la poesía. Por todas partes hay docenas de magníficas tiendas, restaurantes y oportunidades para el esparcimiento. Todo eso mezclado con una potente combinación de galerías de arte, festivales y espiritualidad "New Age" a 4,500 pies de altura, con lo que se obtiene una experiencia mágica.

Esta poción se puede beber de un trago en una variedad de formas. El primer sorbo está en Red Rock State Park, donde el centro interpretativo es informativo, los senderos para excursionismo son cómodos y los paisajes asombrosos. Ya sea bajando hacia Oak Creek o subiendo hacia Bell Rock, todo el camino es hermoso. El pueblo de Oak Creek, contiguo a Sedona, está repartido en alojamientos de primera clase, comedores y comercios; mientras que a ocho millas río arriba, la naturaleza ofrece el Cañón de Oak Creek, cuyas pendientes en zigzag por suerte cuentan con frecuentes pausas para mirar los inolvidables paisajes escénicos.

Para sumergirse directo en Oak Creek, hay que visitar las resbaladizas compuertas de roca roja de Slide Rock State Park, donde el paisaje de rocas rojas es tan cálido como fresca es el agua. Una vez que el visitante está seco, los paseos en biplanos, helicópteros y en jeep le brindan un acceso peculiar a muchas de las maravillas escénicas de Sedona. Una visita final obligatoria de Sedona es Tlaquepaque, que es más divertido de visitar que de pronunciar. La Villa de Tlaquepaque Artes y Oficios es un hermoso laberinto de galerías, establecimientos minoristas y restaurantes con elegantes arcadas y generosos árboles que ofrecen su sombra en un ambiente que reproduce maravillosamente un pintoresco pueblo mexicano.

Su visita a Arizona no puede estar completa sin admirar las majestuosas vistas del Gran Cañón y sus entornos; la bella ciudad de Sedona resguardada por formaciones de rocas rojas, la cual se encuentra cerca de la región vinícola del centro de Arizona.

Corazón del Valle Verde

Verde_Valley.jpgAunque el Valle Verde es tan placentero como su nombre sugiere, quizás los poderes que tiene deberían renombrar a esta región como Valle de Diversidad. Desde paisajes a tesoros históricos, sin faltar atracciones familiares, hasta el clima, el Valle Verde lo tiene todo. Justo al sur de Sedona está Camp Verde, hogar del Monumento Nacional Castillo de Montezuma, una antigua morada en los acantilados que data de 1150 d.C. y que se alza imponente por encima del valle. Camp Verde sirve también como casino de juegos de azar y cuenta con el recientemente reubicado Parque de la Fauna Silvestre de África, donde los safaris le ponen cara a cara con leones, tigres y cebras.

A la sombra de la Montaña Mingus y en el corazón del Valle Verde, Cottonwood ofrece un peculiar distrito histórico cuya Calle Principal se halla flanqueada por tiendas y restaurantes. Cerca de Clarkdale es donde se toma el Ferrocarril Verde Canyon que lo lleva a uno a un emocionante paseo, al que le sigue una comida al estilo viejo Oeste y un show en el Rancho Blazin’ M. Cornville ofrece bodegas de vino, salones de cata y un relajado paseo por parte del paisaje más natural del desierto alto de Arizona.

Ninguna excursión a Valle Verde estaría completa sin un viaje a Jerome, la “Ciudad en el Cielo”. Una vez próspero campo de explotación minera de 15,000 habitantes, Jerome adquirió el estatus de "pueblo fantasma" en la década de 1960. Hoy, los empresarios han restaurado muchos de los pintorescos edificios adheridos a la falda de la montaña, y la ciudad está repartida ahora en boutiques seudo artísticas y vistas panorámicas en igual cantidad.

Prescott y Payson

Un paseo escénico al sur de Sedona sobre la Ruta 89A es Prescott, la primera capital del Territorio de Arizona en 1864. Hoy, la plaza principal diseñada al estilo clásico, llena de tiendas a 5,400 pies de altura, llamada Courthouse Plaza y casas victorianas perfectamente conservadas, son las atracciones principales. Los entusiastas de la naturaleza tienen a su alcance el paisaje lunar de las hondonadas de granito, así como el Bosque Nacional de Prescott y las Montañas Bradshaw; pero para aquellos con una clase diferente de sed, un puñado de cantinas históricas les espera en Whisky Row sobre el lado oeste de Courthouse Plaza.

En el centro geográfico del estado está Payson, una ciudad poblada de pinos a 5,500 pies de altura que se asienta en el sureste del Valle Verde. Al norte se halla la meseta Mogollon Rim, un notable acantilado sumergido a 2,000 pies en su franja de 200 millas. Cocooning Payson es el Parque Nacional de Tonto, que alberga una sinfonía de magníficos cactus, mientras a las afueras del pueblo se halla el Parque Estatal del Puente Natural de Tonto, donde se puede ver un arco de piedra caliza de 400 pies que atraviesa un cañón de 150 pies de hondo. A estas alturas, una cosa está más que clara: ya sea que el visitante prefiera las rocas rojas, los bosques de pino, la arquitectura histórica o el impulso de ir de compras, el norte central de Arizona es el lugar para darse el gusto.